¿Quiénes son los alumnos y alumnas de altas capacidades?

El documento del Gobierno Vasco “PLAN ESTRATÉGICO DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DENTRO DE LA ESCUELA INCLUSIVA (2012)” reconoce explícitamente al colectivo de alumnos con altas capacidades intelectuales como uno de los 6 colectivos con NECESIDADES ESPECÍFICAS DE APOYO EDUCATIVO, y define así al alumnado con altas capacidades:

“Se trata de un grupo amplio y heterogéneo de alumnos y alumnas que presenta una inteligencia general superior a la media, altos niveles de creatividad, buen potencial de aprendizaje, buen o mal rendimiento académico y generalmente con una clara motivación hacia el aprendizaje y/o sus intereses.

Además, pueden poner de manifiesto su creatividad en la expresión del pensamiento, en la facilidad para aplicar conocimientos, en la originalidad, en la imaginación y su fantasía en la utilización de materiales comunes, y en la capacidad de aprendizaje auto-dirigido”.

Entre los especialistas internacionales es muy reconocida la definición de «Los tres anillos de la alta capacidad» (J. Renzulli, 1977) que explica que los alumnos y alumnas con alta capacidad intelectual se podrían identificar por la combinación de tres tipos de características (lo cual no quiere decir que sea un método de identificación de Alta Capacidad):

  • Características de inteligencia por encima de la media, con puntuaciones altas en pruebas académicas y en pruebas tipo test de CI.
  • Características de alto nivel de talento, especialmente talento creativo
  • Características de alto grado de motivación y compromiso de dedicación a las tareas

Existen otras aportaciones que han tenido también gran impacto y reconocimiento en el pensamiento actual sobre la alta capacidad, superando la vieja idea inicial de inteligencia como algo que se reflejase en una única medida como el cociente intelectual. Autores como Stenberg, Davison y Gardner explican tres ideas importantes:

  • Los niños y niñas con alta capacidad tienen un proceso de pensamiento distinto, una forma de captar la información y de razonar que es diferente a la de los otros niños.
  • Debemos hablar de «inteligencias múltiples», más que de un único tipo de inteligencia, y así podemos encontrar niños y niñas que pueden tener talentos y habilidades especiales para diferentes facetas específicas.
  • No debemos olvidar que la inteligencia es un potencial inicial, una capacidad, algo que luego en la práctica puede desarrollarse o puede no desarrollarse, dependiendo de factores ambientales y culturales.

Howard Gadner, profesor de psicología de la Universidad de Harvard ha explicado que tenemos no una inteligencia sino inteligencias múltiples. Estas inteligencias múltiples incluyen inteligencia lingüística, lógica, visual-espacial, musical, kinestésica, interpersonal, intrapersonal y naturalística. Gadner afirma que estos talentos o tipos de inteligencia son más o menos independientes entre sí. Mantiene que todos tenemos distintos puntos fuertes en diferentes inteligencias y que la educación debería tratarlas por igual para que todos los niños tuviesen oportunidad de desarrollar sus habilidades individuales.

Robert Stenberg, profesor de psicología en la Universidad de Tufs y que ha sido presidente de la American Psychological Association es otro de los autores más acreditados en el tema y es igualmente crítico con las ideas tradicionales de enfocarse en el dato de cociente intelectual. Stenberg sostiene que hay tres tipos de inteligencia: la inteligencia analítica (la capacidad para solucionar problemas utilizando las capacidades académicas y para realizar pruebas tradicionales de cociente intelectual), la inteligencia creativa (la capacidad para enfrentarse a situaciones nuevas y encontrar soluciones originales) y la inteligencia práctica (la capacidad para enfrentarse a los problemas y desafíos de la vida diaria

Existe mucha variedad dentro de los alumnos y alumnas con altas capacidades. Son tan diferentes entre sí como el resto de personas lo son entre sí. Las características principales de estos alumnos y alumnas son su dedicación, su capacidad para el aprendizaje, y su alto rendimiento en aquellas áreas que son de su interés.

Características de niños y niñas de alta capacidad, sin que ni todos ellos posean estas características ni las muestren de forma constante:

  • Gran energía vital y capacidad para llevar varios proyectos a la vez
  • Observadores y abiertos
  • Muy sensibles
  • Expresan preocupaciones que parecen más propias de edades superiores
  • Tendencia a ser muy críticos y exactos consigo mismos
  • Desarrollan actividades (ideas, preguntas, dibujos, juegos,…) originales, novedosos y poco corrientes
  • Madurez, aunque suelen presentar disincronía intelectual, es decir, son precoces en su madurez intelectual pero no se hallan al mismo nivel en su madurez personal, psicológica y afectiva.
  • Lo que realizan tienden a hacerlo con mayor profundidad y extensión que los demás.